Las Trabajadoras del colectivo de limpieza del Ayuntamiento de Ceutí, afiliadas mayoritariamente a la Confederación General del Trabajo, han puesto de manifiesto una serie de irregularidades y de situaciones laborales en fraude de ley que atañen directamente al Consistorio Municipal.

La elevada carga de trabajo que supera con creces el máximo exigible para la jornada de la mayoría de ellas (tienen un contrato a tiempo parcial) y la mala praxis, consecuencia de una falta de planificación por parte de la Concejalía de Obras y Servicios, han derivado en todo tipo de dolencias físicas y psíquicas: lesiones traumatológicas, crisis de ansiedad, frecuentes procesos de incapacidad temporal, etc.

A su vez, las trabajadoras de la limpieza denuncian la total ausencia e incumplimiento de la normativa en prevención de riesgos laborales por parte del ayuntamiento (sin evaluación de riesgos de los puestos de trabajo, sin dotar de formación e información en materia preventiva a las trabajadoras, sin entrega de la ropa de trabajo más básica, etc.), el incumplimiento del régimen de descansos previstos en el convenio colectivo de aplicación y la deficiente planificación de las vacaciones y sustituciones de estas trabajadoras, ya que no existe una bolsa de trabajo creada para estos casos.

Tras varias reuniones mantenidas con la empresa, el 27 de julio, esta se comprometió a llevar a cabo una serie de mejoras que entrarían en vigor, según anunció el propio Concejal de personal, después de las vacaciones. 

Esas mejoras consisten en nueve puntos en los que se reconoce explícitamente su derecho, como personal laboral del Ayuntamiento de Ceutí, a regirse por el Acuerdo Marco, la necesidad de una mejor coordinación del área y una planificación de los horarios de trabajo, la creación de una bolsa de trabajo que dé respuesta a bajas y refuerzos en casos puntuales, su derecho a recibir equipamiento (pijama o blusa, zapatillas, mascarillas, carros para transportar los utensilios de limpieza), la elaboración de un plan de prevención de riesgos laborales, y algo tan necesario y urgente como una evaluación de tiempos de trabajo en la que se cuantifique cuál es el tiempo óptimo que requieren las distintas dependencias municipales y las escuelas públicas de Ceutí para su limpieza, excluyendo del trabajo que deban realizar estas empleadas las tareas que no son las propias de su categoría profesional.

Han pasado más de dos meses y el ayuntamiento no ha cumplido ni uno de sus compromisos.

Desde CGT no entendemos como una administración pública ha podido durante dos años incumplir sistemáticamente la legalidad vigente. Exigimos el cumplimiento inmediato, por parte de la empresa, de cada uno de los puntos acordados en la reunión del 27 de julio.

Basta de abusos con las personas más desprotegidas laboralmente. No a la explotación laboral

Sección Sindical de CGT en Ayuntamiento de Ceutí